El líder de la bancada Republicana en el Senado Estatal, Paul Gazelka, afirmó categóricamente que este órgano no va a salvar al Concejo de la Ciudad de Minneapolis, luego que ellos mismos, deliberadamente le restaron fuerza a la Policía de esta ciudad. La declaración viene luego de que el Gobernador del estado solicitara una partida especial de 35 millones de dólares, anticipándose a las protestas que podrían tener lugar mientras se lleva a cabo el juicio contra Derek Chauvin, mismo que comienza en poco más de un mes, el 8 de marzo. Walz hizo esta solicitud, con la intención de que otras corporaciones apoyen a la Policía de Minneapolis que tiene menos de 800 efectivos, y no poseen la capacidad para contener las protestas, como ya se vio. Gazelka respondió que propondrá una solución al tema antes de que termine la semana, pero no dio ninguna pista de cuál podría ser esta.