Una vez más el tema de las licencias de conducir para las personas que no tienen un estatus migratorio regular, volvió al poder Legislativo. En esta ocasión el Congresista Estatal Ryan Winkler presento la propuesta de ley HF1163 que propone el otorgamiento de licencias para todas las personas, independientemente de su situación migratoria — “Actualmente es ley en 15 estados, y su eficiencia es muy clara, en Connecticut y California los índices de DWI han bajado de manera importante luego de su aprobación mientras que en Utah y Nuevo México se ha visto un descenso del 25 por ciento en la cantidad de personas manejando sin seguro” — Entre las personas que apoyan la propuesta, está el Arzobispo de Minneapolis St. Paul, Monseñor Bernard Hebda quien en su intervención desestimó el argumento de que dar licencias a inmigrantes es premiar un comportamiento al margen de la ley, dijo que el sistema migratorio tiene problemas ya conocidos y que esos tendrán que arreglarse aparte, en cuanto a las licencias dijo —“Minnesota necesita actuar rápidamente para limitar la amenaza de que una infracción de tráfico pueda separar a familias y amigos. Nuestros hermanos inmigrantes merecen vivir con dignidad, no con el temor de separarse de sus familias cada vez que tienen que manejar”— Propuestas similares se han presentado dos veces y rechazadas en el Senado estatal, y una de ellas aprobada en la Cámara de Representantes. Habrá que ver que suerte corre este año.