Los  miembros del Concejo Municipal de Minneapolis presentaron el viernes una ordenanza que prohibiría la venta de nuevos productos de pieles de animales en Minneapolis. La prohibición fue propuesta por Alondra Cano y Cam Gordon.

La prohibición no obligaría a cerrar ningún negocio de Minneapolis. En cambio, las compañías que actualmente venden pieles de animales tendrán un período de introducción gradual, durante el cual pueden hacer la transición para vender productos sin pieles. También hay una exención explícita en la ordenanza que protege los derechos de las tribus nativas americanas de vender pieles con fines tradicionales y espirituales. Las tiendas de segunda mano también están exentas de la prohibición.

Según la Sociedad Protectora de Animales, más de 100 millones de animales son asesinados cada año con el objetivo principal de usar su pelaje. Se estima que el 85% de estos animales se crían en granjas industriales de pieles, mientras que el otro 15% se mata en la naturaleza.

Si se aprueba la ordenanza, Minneapolis se uniría a Los Ángeles, San Francisco, Berkeley y West Hollywood, que han adoptado posturas similares. La ciudad de Nueva York también ha introducido una ordenanza para poner fin a la venta de pieles.