Dos de cada tres inmigrantes que solicitan una green card pueden verse afectados por la nueva regla del Gobierno Trump que empezará a negar visas a inmigrantes que no demuestren que tendrán un seguro médico o pueden pagar por uno cuando se conviertan en residentes permanentes, de acuerdo con un análisis hecho por el Migrant Policy Institute.

De cada 10 inmigrantes adultos que actualmente tienen una green card y llevan en Estados Unidos menos de tres años, tres no tienen seguro médico y otro tres tienen Medicaid o algún seguro médico subsidiado por el Gobierno. Esto significa que, bajo la nueva norma, la mayoría no calificaría para una green card, según el estudio hecho por el instituto especializado en política migratoria. Para calificar para un seguro de salud no subsidiado, un hogar de cuatro personas debe tener ingresos superiores al 400% de la línea de pobreza federal, es decir, superior a los 103,000 dólares al año, según explica este instituto.

Esta nueva medida se suma a la regla de carga pública anunciada recientemente, la cual negaría visas y residencias permanentes a los inmigrantes que utilizan subsidios públicos.