Esta mañana, el Jefe de Policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, respaldado por el Alcalde de esta ciudad, Jacob Frey, presentó una serie de modificaciones a las políticas disciplinarias de la corporación, mismas que tienen por objetivo evitar que el arbitraje eche por tierra las sanciones impuestas a los elementos que han cometido faltas al reglamento. En este programa, estará más involucrado el abogado de la ciudad, con lo que se anticipa prevenir resquicios legales que puedan forzar a la Policía a reinstalar elementos, como se han visto varios casos.