En lo que puede ser considerado una victoria parcial para la defensa de los cuatro ex oficiales involucrados en el incidente donde perdió la vida George Floyd, hoy el Juez Peter Cahill determinó que un video que existe de un arresto del ahora occiso, ocurrido en 2019, puede ser admitido como evidencia en el proceso. Señala el impartidor de justicia que ya es de todos conocida la existencia de dicho documento fílmico y que negar su admisión no cambiaría el proceso. A la vez, negó a la Fiscalía del Condado de Hennepin la solicitud de mantener privados por dos días los documentos introducidos a juicio. Señaló Cahill que, de aquí en adelante, en las audiencias previas, sólo admitirá escritos, no videos u otro tipo de documentos. El video al que se hizo referencia deberá hacerse público hoy por la tarde, o a más tardar mañana viernes, luego de ser procesado.