Un Juez del Condado de Wabasha forzó al propietario de un gimnasio a tomar en serio las medidas de prevención de contagios impuestas por el Gobernador Tim Walz. La semana pasada la oficina del Fiscal Keith Ellison había informado de la negativa del dueño de Plainview Wellness a cerrar sus puertas, por lo que el caso fue turnado a la corte, y ésta decidió que tendría que ser cerrado a toda costa el negocio.