Este viernes el Gobernador Tim Walz anunció un donativo por parte de la compañía IKEA por 1.2 millones de dólares. Estos recursos se emplearán en programas de salud mental en Minnesota, especialmente los provocados por las condiciones de la pandemia. Para determinar el monto del donativo, la compañía IKEA donó exactamente la misma cantidad que el estado de Minnesota pagó a sus empleados por concepto de seguros de desempleo ante los cierres que se han estado dando por motivo de la pandemia de Covid 19. El Gobernador agradeció la generosidad de la marca y señaló que, desde el principio de su mandato, la salud mental de los adolescentes ha sido una de sus prioridades.