Dos personas salvaron su vida prodigiosamente luego de ignorar las advertencias de que el hielo en los lagos del estado es muy delgado. Las dos personas de 42 y 44 años se desplazaban a bordo de un vehículo para nieve sobre el Two Rivers Lake cuando el hielo se abrió y el vehículo se hundió en más de 27 pies de agua. Ambos tripulantes lograron llegar a una cabaña cercana para de ahí pedir ayuda. Las autoridades recuerdan que aun no están las superficies de los lagos listas para trasladarse sobre las mismas.