La compañía fabricante de máquinas para contar votos Smartmatic demandó por 2.7 billones de dólares a la cadena Fox, así como a Rudolph Giuliani, abogado de Donald Trump. De acuerdo a la querella, este monto representa las pérdidas que la compañía experimentó luego de las declaraciones sin fundamento que indicaban que estos aparatos habían sido modificados para “robarle” el triunfo al ex mandatario. Aseguraron los simpatizantes de Trump que incluso los mismos aparatos fueron usados para cometer fraude en las elecciones venezolanas. Esta es la segunda demanda contra Giuliani pues también Dominion, otro fabricante de máquinas para conteo, presento una querella por 1.6 billones de dólares.

Crédito: Foto Gestión PE