Se presentaron cargos federales contra otros dos presuntos incendiarios; ambos residentes del área metropolitana. Se trata de Mathew White, de 31 años quien vive en Minneapolis y Mohamed Hussein Abdi, con domicilio en Maplewood. Abdi y otras personas fueron grabadas mientras vandalizaban e incendiaban la Gordon Parks High School, en St. Paul el 28 de mayo, mientras que White es acusado de incendiar, en complicidad con su hermana Jessica, una empresa de renta de autos también ubicada en la capital del estado. Con estos dos, suman 14 los acusados por los actos de vandalismo que ocurrieron luego de la muerte de George Floyd.