Ozuna es investigado por las autoridades policiales en Puerto Rico por el caso  del trapero  Kevin Fret. Ozuna tuvo un pleito anteriormente  con el fallecido cantante  Fret por extorsión. El cantante  que fue asesinado el pasado 10 de Enero,  le pedía $50,000 o más para no realizar una publicación al aire de un video de carácter sensitivo. Ozuna realizó una denuncia ante el FBI de Miami y ante las autoridades en PR pero decidió retirar la demanda para no llamar la atención de los medios de comunicación.  

Aunque su publicista no ha querido revelar más detalles, su abogado el Sr. Sagardía se limitó solamente a comentar la situación de extorsión e indicar que su cliente no es sospechoso de asesinato y que solamente será interrogado por las autoridades cada vez que ellos lo decidan.