Esta mañana testificó la Dra. Lindsey Thomas, quien es experta en patología forense. La investigadora afirma que acudió al proceso de manera libre y que no está recibiendo pago por sus opiniones, señala también que nunca le había tocado un caso de muerte tan documentado como este. En cuanto a definir exactamente qué fue lo que le quitó la vida a George Floyd explicó que, a diferencia de lo que vemos en las series de televisión, la autopsia no determina propiamente la causa de la muerte “La forma en que funciona la autopsia, es que es muy importante para descartar causas, así, en este caso, la autopsia descarto, por ejemplo, que el Sr. Floyd tuviera una enfermedad pulmonar; si tuvo Covid 19 pero al momento de la muerte no había evidencia de un daño pulmonar” Parte de las evidencias para esta comparecencia han sido limitadas a las personas en la corte, es decir, no se han puesto en cámaras, se presume que el Juez Cahill decidió esto por lo impactantes que pueden ser las fotografías de la autopsia.

Crédito: Foto courttv.com