El Pentágono está poniendo en la mesa  planes para retirar hasta la mitad de las  tropas estadounidenses que luchan  en Afganistán, dijeron funcionarios de Estados Unidos , marcando un cambio grande  en la política de la administración de Trump.  La misma está destinada a obligar a los talibanes a la mesa de paz después de casi dos décadas de guerra.

Un funcionario dijo que las tropas podrían estar fuera en el verano, pero no se ha tomado una decisión final.   

El presidente Donald Trump ha presionado durante mucho tiempo para sacar a las tropas de Afganistán, considerando que la guerra es una causa perdida. Pero a principios de este año,  líderes militares lo persuadieron de mantener a las tropas en el suelo para presionar a los talibanes y luchar contra una insurgencia obstinada del Estado Islámico. 

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato para discutir las deliberaciones internas.

Las tropas estadounidenses irrumpieron en Afganistán en noviembre de 2001 en una invasión provocada según el gobierno por los ataques del 11 de septiembre.

 Estados Unidos ha perdido más de 2,000 soldados y ha gastado billones en la guerra.  Presidentes estadounidenses se han comprometido a llevar la paz a Afganistán, ya sea agregando o retirando tropas, comprometiéndose con los talibanes o rechazándolos, y luchando para combatir la corrupción generalizada en el gobierno.