El Concilio de Relaciones Islámicas Americanas; CAIR por sus siglas en inglés, exige el despido de varios empleados de una franquicia de café localizada en el sector de Midway dentro de una tienda de autoservicio. De acuerdo a los dirigentes del organismo, una persona de origen islámico llegó a pedir un café, le preguntaron su nombre, pero en el vaso escribieron ISIS y asumen que se refiere al estado islámico y no a la diosa egipcia. La persona ofendida reclamó al empleado y al manager del local y estos simplemente explicaron que a veces es difícil entender los nombres y ocurren confusiones, pero la justificación no satisfizo al ofendido por lo que solicita la remoción de sus puestos de estas personas.