El Fiscal General de Minnesota, Keith Ellison, interpuso una moción en la corte que preside el Juez Peter Cahill, solicitando que sea reconsiderada la decisión del impartidor de justicia en el sentido de permitir la trasmisión de imágenes y sonidos de las sesiones del juicio en contra de cuatro ex oficiales de la Policía de Minneapolis en el proceso que se sigue luego de la muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo. La defensa de los cuatro inculpados es quien solicitó que se hicieran públicas las audiencias alegando con ello que es la única forma, desde su punto de vista, para que se lleve a cabo un juicio justo. Entre otras cosas, la parte acusadora, señala que las personas que declaren en el juicio, podrían ver en peligro su integridad luego de conocerse su identidad.