La Fiscalía de Wisconsin solicitó al Juez que lleva el caso contra Kyle Rittenhouse que le prohíba al adolescente ingresar a bares y reunirse con grupos identificados como supremacistas blancos. Como recordará, Rittenhouse sin provocación disparó contra dos personas privándoles de la vida durante las manifestaciones que se dieron en Kenosha durante el verano. Fue capturado y liberado mediante el pago de 2 millones de dólares como fianza y recientemente ha sido visto frecuentando a grupos supremacistas con quienes se toma fotografías haciendo el ademán de “OK” presuntamente relacionado con la supremacía blanca. La fiscalía considera que estas fotos del menor rodeado de gente considerada peligrosa, puede desalentar a los testigos ante el temor de represalias por declarar. El Juez no se ha pronunciado al respecto.