Denise Specht, presidente de Education Minnesota, la agrupación sindical que reúne a más de 80 mil trabajadores de la educación en la entidad, alertó al Gobernador Tim Walz en el sentido de que relajar las medidas de control del virus, puede afectar la reapertura de las escuelas programada para este mes. Señala que al poder acudir las personas a bares, cines, restaurantes y otros, se vuelve más probable que los estudiantes se contagien con el virus, aun sin presentar síntomas, lo que haría más peligroso para los educadores recibirlos en el aula. Dijo Specht que todos los maestros desean que los niños regresen a las escuelas, pero definitivamente no a costa de su salud.