Semanas después de advertir al público por primera vez sobre la amenaza global que representa el coronavirus, dicen que ya no hay tiempo para retrasar los preparativos en los Estados Unidos.

“Nuestra predicción es que vamos a comenzar a ver una transmisión generalizada en los Estados Unidos en las próximas cuatro a seis semanas”, dijo Osterholm, Director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota. “Ya está ocurriendo como transmisión temprana ahora. Simplemente nos lo estamos perdiendo debido a la incapacidad de realizar la prueba”.