Un buen samaritano ayudo a que un enfrentamiento entre un conductor y un oficial de la Patrulla Estatal no tuviera un final trágico. De acuerdo a los reportes, Vincent Williams manejaba sobre la carretera 252 cuando vio un vehículo impactarse contra el muro de contención. Se quedó en el lugar para ver en que podía ayudar y de repente vio como el accidentado se lanzó contra el oficial tratando de desarmarlo. En ese momento intervino para ayudar a someter al agresor y el incidente terminó sin consecuencias fatales. Williams, con sus seis pies y 300 libras, es guardia de seguridad y trabaja para varios bares del Downtown de Minneapolis. El agresor de nombre Mathew Cleve y residente de Zimmerman está tras las rejas acusado de una serie de cargos; las autoridades sospechan que estaba bajo el influjo de algún enervante, por lo que se realizan las pruebas correspondientes.