El sindicato que agrupa a la mayoría de los empleados de Metro Transit ha aprobado un estallamiento a huelga en caso de que no se cumplan las condiciones impuestas a la empresa. La decisión viene luego de que por dos días seguidos las negociaciones no avancen dado que la empresa anticipa un año fiscal complicado. Los 2,350 trabajadores afiliados al local 1005 solicitan un incremento del 2.5 por ciento, así como un pago único de 1,500 dólares, entre otras demandas.