Ante este panorama, varias de las actividades cotidianas están volviendo a tomar un ritmo casi normal. Los Minnesota Twins han solicitado la autorización para que se permita el ingreso al Target Field de poco más de 10 espectadores para el juego inaugural, esto es el 25 por ciento de la capacidad del parque de pelota. El equipo registró perdidas millonarias en la temporada del 2020 y buscan comenzar a recuperarse este año, para ello proponen una serie de medidas que limitarían el contacto entre personas, como el uso de una aplicación para celular con la que se comprarían los alimentos y bebidas en el estadio y con ello se evitarían las filas. El primer juego en casa de esta temporada está programado para el 8 de abril en contra de los Seattle Mariners y el equipo de casa se siente optimista de alcanzar el visto bueno del Gobernador Walz.

Crédito: By Terry Foote at English Wikipedia, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=72178252