En Champlin, al noroeste de las Twin Cities, la policía del lugar hizo un llamado a los residentes a evitar llevar a cabo demostraciones de amor a bordo de sus autos en los estacionamientos del lugar. En el mensaje enviado a través de su página de Facebook les recuerdan a los apasionados amantes que no hay nada que corte el momento como un oficial de policía llamando a la ventana y ofreciendo un citatorio por exhibición indecente. Aparentemente han sido varios los ciudadanos sorprendidos en esta actividad, especialmente en las horas del día en que familias utilizan estos lugares para estacionar sus vehículos y tienen que ser testigos involuntarios de las prácticas amatorias de estos residentes.