El Alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, presentó este miércoles una re estructuración a las políticas del uso de la fuerza en la policía de esta ciudad. Acompañado por el Jefe de Policía, Medaria Arradondo, reconoció que el cambio por si solo no asegura el éxito, pero que es un paso necesario de dar en ésta y las demás corporaciones del país, y agregó — “estos cambios que estamos presentando hoy están destinados a limitar el uso de la fuerza y las circunstancias en que puede recurrirse a ella, que es solamente para resguardar la vida de las personas”— al cuestionarle al Jefe Arradondo acerca de las bajas que ha tenido la corporación, reconoció que han sido muchas, pero que gracias a la dedicación de quienes han resistido y acuden a trabajar diario, se hace frente a la escalada de violencia que ocurre en la ciudad y que es común a muchas ciudades del país — “he re organizado los turnos de manera que podamos responder en forma más eficiente a las llamadas al 911, estoy en contacto constante con el alcalde para darle a conocer la rotación de personal y establecer estrategias para enfrentarlo.”— Los cambios propuestos no necesitan ser aprobados por el sindicato, aun así se les han hecho llegar para que estén informados y comenzaran a aplicarse a la brevedad posible.