El superintendente del Distrito Escolar del área de Fairmont admitió estar muy molesto por la decisión de regresar a las clases a distancia, luego de haber iniciado de manera presencial. El funcionario escolar culpa a los padres de familia que, según él, no obedecen las normas para evitar los contagios, al no usar mascarillas, celebrar reuniones y una serie de conductas que han redundado en un nuevo foco de contagio en prácticamente todo el condado de Martin.