Trascendió este lunes que aun que se conceda la autorización para uso emergente de la vacuna de Pfizer, los Estados Unidos no tendrán acceso inicial mas que a cien millones de dosis de la misma. Según fuentes allegadas a la presidencia, en el verano la farmacéutica le ofreció a la administración de Donald Trump la posibilidad de asegurar el suministro de 5 veces más, pero por algún motivo no les interesó la oferta. Ahora, para poder acceder a más vacunas, el país tendrá que esperar a que la compañía surta los contratos que tiene con otros países. Sin embargo, no todo está perdido, existe la posibilidad de que la formula desarrollada por Moderna sea liberada el próximo 17 de diciembre, y esta farmacéutica sí tiene un convenio para surtir medicamente preferentemente a los Estados Unidos.