La Representante en el Congreso estatal por Mendota Heights, Ruth Richardson, introdujo una propuesta de ley que declara al racismo como una crisis sanitaria en el estado, y que por lo tanto se deben destinar recursos a desmantelarla. La propuesta fue aprobada en el comité de reglas y procedimientos y se espera pase a ser votada en el pleno en algún momento de la próxima semana. De aprobarse, se integraría un comité que evaluaría los procedimientos considerados racistas, con el fin de erradicarlos.