La demanda interpuesta por el grupo llamado Minneapolis 8 sigue adelante. Se trata de un grupo de residentes que han demandado a esta ciudad por no proveer la suficiente seguridad a los ciudadanos. Los 8 residentes que firman la querella, representan a decenas de familias que se sienten desprotegidas ante el numero limitado de uniformados en las calles y la consecuente ola de violencia en la que han fallecido desde niños hasta adultos mayores. Toda esta situación vino a raíz de la amenaza del Concejo de la Ciudad de desmantelar la corporación policiaca en busca de nuevos modelos de seguridad. Ahora, los representantes de Minneapolis deberán presentar un plan de seguridad a la corte y comenzarán las audiencias a principios del próximo año.