El líder del Sindicato de Policías de Minneapolis, Bob Kroll, dijo en una entrevista radiofónica que, si estaba pensando en retirarse, pues ahora no. Indica que los ataques hacia su persona le hacen saber que es muy necesaria su presencia al frente del organismo gremial y que ahora no se va. En la entrevista para Mix Radio Network el también Oficial de Policía dijo que nunca se ha echado para atrás, y que ahora que sus oponentes políticos lo quieren forzar a ello, le impulsan a sacar más fuerzas. Les recomendó que acudieran también a manifestarse en casa del Gobernador y del Alcalde, esto en referencia al mitin donde por fuera de su casa en Hugo se rompieron piñatas con las imágenes de el y de su esposa, la reportera de WCCO Liz Collins. Kroll ha tenido el respaldo de Donald Trump, como en la visita a Minneapolis donde le felicitó por el movimiento de camisetas “Cops for Trump”