Por 35 votos contra 32, el Senado Estatal aprobó una propuesta que obliga a la Ciudad de Minneapolis a pagar de su propio presupuesto la ayuda que reciba por parte de las corporaciones de otras ciudades con el fin de evitar disturbios mientras se lleva a cabo el juicio contra Derek Chauvin. Los legisladores señalan que la situación fue causada por el propio Concejo de la Ciudad de Minneapolis con su iniciativa para desaparecer la Policía, con lo que muchos oficiales se separaron de la misma, dejando en este momento un vacío de más de 200 elementos, y las demás ciudades de Minnesota no deben cargar con este costo. Se espera que, durante la noche, la cámara de Representantes promueva una contrapropuesta a la del Senado, controlado por los Republicanos.