Esta mañana, luego de haber estado siendo cuestionado frecuentemente a lo largo de la semana acerca de las restricciones existentes, el Gobernador Tim Walz anunció una serie de cambios, modestos, pero que de alguna manera ayudan a los establecimientos de la entidad. Basado en el importante efecto que está teniendo en sus inicios la campaña de vacunación, con lo que hemos visto tasas de contagio similares a las que había al inicio de la pandemia, se relajan algunas de las restricciones en cuanto a capacidad numérica, es decir, cantidad de personas, pero los porcentajes de ocupación siguen siendo los mismos. Por citar un ejemplo, los restaurantes tendrán que seguir respetando el 50% de capacidad, pero ahora pueden recibir a 250 personas, lo mismo aplica para gimnasios. En el tema de las reuniones privadas, ahora pueden ser de hasta 50 personas. Los restaurantes podrán permanecer abiertos hasta las 11 de la noche. Estas modificaciones entran en vigor a partir de mañana al mediodía, es decir, justo a tiempo para el día de San Valentín.