El Secretario de Infantería Ryan McCarthy informó este día que ha relevado de su mando a 14 jefes de la base de Fort Hood. Señala que como resultado de la investigación de la muerte de Vannesa Guillen, quien falleciera a manos de un compañero de esa misma base militar, se determinó que los hechos respondían a fallas muy claras en el liderazgo, mismas que no tienen que ver con la cultura de este cuerpo militar. El reporte entregado a la autoridad señala conductas como consumo de drogas, agresiones sexuales y un índice elevado de suicidios que fueron ignorados por las autoridades de la base que alberga a 37 mil efectivos en Texas.