Integrantes del Partido Republicano se quejan de las restricciones que impone el estado para las reuniones y señalan directamente al Fiscal General del Estado Keith Ellison. Afirman que para un evento que tienen planeado este sábado, llamado “All lives Matter”, que se llevará a cabo en el Condado de Wright, el funcionario estatal les ha solicitado un plan para la evitar la propagación del virus de Covid 19. Señalan a la administración de Tim Walz de no tomar esas medidas en situaciones como las marchas de protesta que se han presentado. Los requisitos para aprobar estas reuniones están relacionados con limites en la cantidad de personas que acuden y la información de contacto para trazar los casos de contagio que pudieran presentarse. El sábado pasado la organización Women´s March Minnesota suspendió un evento al no poder cumplir estos requisitos. De acuerdo al departamento de salud, varias decenas de contagios se han originado en los eventos de proselitismo que se han dado en los últimos días y buscan evitar una situación más complicada por la pandemia.