La compañía Facebook anunció que, para evitar la propagación de mensajes falsos a través de su plataforma, relacionados a las recientes elecciones, restringiría la publicidad política hasta el 11 de diciembre, esto en origen es una buena medida, sin embargo, ha estado afectando a varias causas en las Twin Cities. Muchos negocios son propiedad de inmigrantes y las campañas que tienen para apoyar al tema, también han sido detenidas. Indican que, si bien sus mensajes tienen un tinte político, no es de carácter electoral, por lo que ven como injusto no poder promocionar sus campañas y productos que sirven para obtener recursos, especialmente en una época en la que la publicidad y ventas por internet son las que dominan el mercado.