A partir de mañana comienzan una serie de restricciones para evitar la propagación del Covid 19. Pero a diferencia de lo que muchos podrían pensar, estas no afectan a los negocios. Los establecimientos considerados no esenciales pueden operar a toda su capacidad, siempre y cuando tengan implementadas las medidas para control del virus. Con esto, tanto pequeñas tiendas, como el Mall of America podrán seguir trabajando. Se ha detectado que la mayor parte de los contagios ocurren en reuniones privadas, restaurantes y bares; por lo que ahí están dirigidas las restricciones impuestas por la administración estatal.