Pasarán  un presupuesto aproximado de $ 50 mil millones pero esto deben de hacerlo antes del 20 de mayo para evitar un cierre de gobierno.

Muchos auguran que será una tarea muy díficil.   Especialmente porque Minnesota tiene un nuevo gobernador y la única legislatura dividida en el país  con los demócratas

controlando la Cámara de Representantes y los republicanos controlando el Senado.  

 Los demócratas creen que lo más importante será aumentar el impuesto a la gasolina para pagar carreteras y puentes, aumentar los fondos para la educación infantil y legalizar la marihuana recreativa.

Para los republicanos las principales prioridades serán  mejorar la infraestructura para las zonas rurales de Minnesota y abordar el  aumento del costo de la atención médica en las zonas rurales del estado. 
Es probable que los minnesotanos vean muchos asuntos sociales.