Causó extrañeza entre los vecinos de St. Paul observar a elementos del USPS retirando buzones del lugar. El organismo informa que no se trata de una acción definitiva, sino que es una medida para evitar que los mismos y su contenido pueda ser usado con fines delictivos en caso de presentarse algún disturbio. Son los buzones instalados en los alrededores del capitolio estatal los que se están resguardando. El FBI ha advertido de la posibilidad de protestas violentas en las 50 capitales estatales del país.