Nicole Smith de St. Paul fue acusada de homicidio no intencional en segundo grado luego de disparar contra su propia prima, quien en vida llevaba el nombre de LaWanda Wade y tenía al morir 44 años. Según el parte policiaco, la confrontación inició porque según la sospechosa, su prima llevaba años coqueteando con su novio, en un momento de la discusión, ésta le aventó una parrilla a su prima y esta tomó un bat para defenderse, momento en que la agresora sacó de entre sus ropas un arma que se disparó, hiriendo en la espalda a la ahora occisa. Otra bala salió del apartamento e hirió a otra mujer que estaba viendo la situación. Un varón que se encontraba en la casa atestiguó que el balazo parece haber sido accidental y que luego de disparar, la detenida echó a llorar. Este es el asesinato número 26 del año en la capital del estado.