Hace unos momentos el Jefe de Policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, se dirigió a los medios de comunicación y el público en general para informar de varias medidas que se están tomando como consecuencia de la situación de todos conocida. Se negó a mencionar el nombre de Derek Chauvin y agradeció las muestras de apoyo de quienes le han dicho que este elemento no representa a la corporación. Anunció además que, a partir de hoy, su administración no negociará más los temas del contrato colectivo con el Sindicato que agrupa a los miembros de la corporación, mismo que es representado por Bob Kroll. Indicó que la suspensión de negociaciones con dicha agrupación no afectará en forma alguna ni las prestaciones ni ingresos de los oficiales, sino que busca transparencia en la aplicación de medidas disciplinarias, mismas que ante la intervención de la Federación de Oficiales de Policía de Minneapolis era complicada, si no imposible. Hizo el anuncio de que se implementará un sistema de monitoreo que permitirá conocer las conductas inapropiadas para que sean sancionadas de inmediato. En el mensaje se solidarizó con los propietarios de negocios que perdieron todo durante los disturbios de los días anteriores.