El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, informó que ya tiene su país una vacuna completamente operacional, tanto así que ya se le aplicó a una de sus dos hijas. La comunidad científica ve con recelo este anuncio pues señalan que la Rusia se ha saltado la fase 3 de las pruebas del medicamento y que un serio revés podría venir a consecuencia de esto. Putin no especificó a cuál de sus dos hijas adultas se aplicó el medicamento, pero describió que luego de recibir la primera dosis tuvo algo de fiebre, que se le pasó al primer día y que con la segunda aplicación no tuvo reacción alguna. Señala el mandatario que tendrán prioridad los trabajadores de salud y educación para ser inmunizados con el fármaco.