Jacob Blake, quien recibió varios impactos de bala en la espalda durante una detención tras una denuncia por violencia doméstica en Kenosha Wisconsin, salió del hospital donde estuvo internado desde hace seis semanas y seguirá su recuperación en un centro especializado en lesiones de columna. De acuerdo al parte médico, Blake, de 29 años, sufrió lesiones en el hígado, intestino delgado, colon y un riñón. Según su abogado está paralizado de la cintura hacia abajo.