La Cámara  de Representantes de Minnesota aprobó un proyecto de ley el lunes que convertiría en ilegal sostener un teléfono celular mientras se conduce.   El llamado proyecto de ley de “manos libres” fue aprobado por un conteo bipartidista de 106 a 21. Ahora, la acción se traslada al Senado de Minnesota.   Si la propuesta  se convierte en ley, los conductores no podrán hacer llamadas o mandar textos teniendo el celular en las manos mientras conduce. Los mapas y otras aplicaciones solo se pueden usar con comandos de voz.

El proyecto de ley exige una advertencia sobre la primera infracción y una multa de $ 250 en la segunda infracción.  Algunos Republicanos se opusieron a la ley porque aún se permitirán los mensajes de voz y  dicen que estos pueden distraer más a algunas personas que una llamada normal.