Edward Johnson, quien en 2018 asesinó al oficial del Departamento de Correcciones de Minnesota Joseph Gomm, se declaró culpable de los cargos que se le imputan. Johnson, con la ayuda de un martillo golpeó hasta la muerte al custodio que no estaba armado al momento de la agresión por lo que fue acusado de asesinato en primer grado, el asesino confeso, de 44 años, ya estaba en prisión por la muerte de su novia por lo que se anticipa que no volverá a pisar la calle en lo que le queda de vida.