Ray Persaud, quien era estudiante de St. Thomas enfrenta cargos federales luego de declararse culpable de realizar falsas amenazas de bomba al plantel luego de no tener lista su tarea. De acuerdo a los documentos de la corte, el sujeto de 21 años llamó en tres ocasiones al conmutador de la Universidad para advertir de la presencia del aparato explosivo. Persuad se confió en una aplicación para celular con la que presuntamente podía ocultar su identidad, pero las autoridades lograron dar rápidamente con su ubicación en Blaine.

También de St. Thomas, las autoridades del plantel informan que es muy probable que le cambien el nombre al edificio actualmente llamado Loras Hall, en honor al Obispo Matías Loras. Según el comunicado, la comunidad académica se siente consternada luego de descubrir que Loras, a principios del siglo 19, tenía esclavos, práctica común en esos tiempos. Ahora, consideran que, con las tendencias actuales, es aberrante que un edificio lleve su nombre.