Una deuda por 12 millones de dólares es la que adquirió Davon De-Andre Turner, de 25 años. El Residente de St. Paul se declaró culpable de haber encendido y arrojado una bomba molotov al interior del edificio del Tercer Precinto de la Policía de Minneapolis. Se espera que sea sentenciado a una pena entre 41 y 51 meses de prisión, es decir poco más de cuatro años, aunque el Juez tendrá la última palabra. Los abogados han calculados los daños por el incendio en poco más de 12 millones de dólares.