Dylan Robinson, de 23 años se declaró culpable de conspirar para incendiar intencionalmente el edificio del tercer precinto de la Policía de Minneapolis. El residente de Brainerd aceptó su culpabilidad según informa la Fiscal Erica McDonald y será sentenciado en los próximos días bajo cargos federales. De acuerdo a la declaración del propio Robinson, estuvo en las afueras del inmueble y le ayudó a un cómplice a elaborar y encender una bomba incendiaria que arrojaron al interior del edificio. Es el segundo acusado que decide declararse culpable en busca de una sentencia menor. Las evidencias en video siguen siendo analizadas en busca de más responsables de los daños causados a este y otros edificios a lo largo de la Lake Street luego de los hechos en que murió George Floyd mientras era arrestado por oficiales de la Policía de Minneapolis.