Como se anticipaba, en la cuarta sesión extraordinaria del Poder Legislativo de Minnesota, se sometió a votación la propuesta de retirar los poderes especiales al Gobernador Walz para tomar decisiones respecto al combate a la pandemia. La Cámara de Representantes votó por avalar al mandatario mientras que el Senado, controlado por los Republicanos, votó en contra, y dado que se necesita el voto de ambas cámaras para retirarle los poderes, entonces todo seguirá sin cambio.

Ahora bien, esto no implica que los Republicanos se quedarán con los brazos cruzados y una de las formas que han encontrado para tomar represalias, es destituyendo a funcionarios que deben ser ratificados por el Senado, hoy fueron por la cabeza de Steve Kelly, quien hasta hoy era Comisionado de Comercio y que luego de una votación de 33 contra 31 se decidió retirar del puesto. Ya el mes pasado, al no lograr que Walz renunciara a sus poderes especiales, destituyeron a Nancy Leppink, quien era Comisionada del trabajo. Y ha trascendido que, en un alarde de fuerza, podrían ir por la Comisionada de salud, Jan Malcolm, quien encabeza la lucha contra la pandemia en Minnesota.