Elementos de la compañía #257 de policía militar, pertenecientes a la Guardia Nacional, estuvieron entrenando esta mañana en colaboración con la Patrulla Estatal. Su responsabilidad será la seguridad en los alrededores del Capitolio Estatal el día de mañana ante las advertencias que el FBI ha hecho de posibles disturbios. Afirman que su labor es permitir toda manifestación pacífica y proteger la integridad de todos ante las conductas agresivas.