Hoy se presentará ante el Juez Zachary Robinson, acusado de asesinato en segundo grado luego de disparar a quemarropa contra una mujer embarazada a quien privó de la vida a unos metros del memorial que se ha improvisado para George Floyd en el cruce de la 38th y Chicago Ave. La mujer alcanzó a dar a luz al producto que pesó menos de 2 libras y que se encuentra en cuidados intensivos con breves esperanzas de sobrevivir. Robinson tiene un largo historial delictivo y es el padre del bebé que se debate entre la vida y la muerte.