El Caucus de Personas de Color e Indígenas, POCI, por sus siglas en inglés, se pronunció a través de un comunicado escrito en referencia a los hechos en que una persona fue lesionada el pasado domingo en hechos que aún no se explican por parte de la autoridad; en un fragmento de su escrito los legisladores dicen: “Si bien hicimos algunos cambios significativos en Minnesota, sabemos que queda mucho trabajo por hacer. No nos detendremos hasta que las personas de color y los pueblos indígenas ya no se vean obligados a enfrentar el horror al que se han enfrentado Jacob Blake, George Floyd y Breonna Taylor”. Forman parte de este Caucus la Senadora Patricia Torres Ray y también la Senadora Melissa López Franzen.